Reacondicionamiento y adaptación a nuestras KLE

 

Hace tiempo que tenía criando telarañas un amortiguador de Africa Twin RD07 (muelle de 24,3 cm con constante de 80 kg/cm) con regulación del hidráulico. En teoría en buen estado, con 60.000 km y sin pérdidas aparentes de aceite.

La longitud entre ejes del amortiguador es prácticamente igual que el original de la KLE pero para instalarlo no es tan sencillo como quitar uno y poner el otro.

Las principales pegas que hay que solucionar son:

1.- La salida del latiguillo que conecta con el depósito de gas choca con el chasis. Ya se han comentado posibles soluciones:

– La que comentó Gin consistente en recortar la zona donde choca, pudiendo reforzarla después.

– Otra sería agrandar lateralmente el orificio de anclaje y fijarlo con dos chapas.

– Yo he preferido desmontar el amortiguador, cortar el anclaje superior y volverlo a soldar girado unos 30 grados para que la salida del latiguillo no tropiece.

2.- El tornillo y agujero de anclaje superior del amortiguador de la africa Twin son de 10 mm de diámetro mientras que los de nuestra KLE son de 15 mm.

Se puede poner el de 10 mm con casquillos a 15 mm de diámetro exterior en los laterales. Yo tuve la suerte de tener uno estropeado y reutilicé su soporte superior para resoldarlo en el de la Africa Twin.

3.- El tornillo del anclaje inferior del amortiguador de la Africa es de 10 mm, el de la KLE de 15 mm.

Basta pasar una broca de 15 mm para agrandar los agujeros del anclaje y ya se puede montar con el tornillo de la KLE.

Yo, lo primero que hice es quitarle una buena capa de guarrería y desmontarle el muelle. Según el manual de taller, si el aceite y el gas están bien, con un peso de 27 kg  el vástago se debe hundir 1 cm. Hice la prueba y no cumplía, estaba sin gas o con muy poco. Al vastago le costaba mucho volver a su posición y lo hacía muy lentamente. El amortiguador  no lleva de serie válvula para recargar el gas, hay que ponérsela.

DESMONTAJE
Lo primero es comprimir el muelle con un compresor o una cincha y retirar las dos medias lunas que lo retienen.

Liberamos el gas que le pueda quedar taladrando la tapa del depósito en el punto que pondremos la válvula para rellenarlo de gas. Si lo desmontamos sin quitar el gas el aceite saldrá disparado por todas partes.

Aflojamos el manguito de unión y vaciamos el aceite del cuerpo del amortiguador.

Con cuidado de no rallar el vástago abrimos la tapa, va a presión.

Con un destornillador presionamos hasta ver el circlip y lo retiramos, sacamos el eje con su cartucho y paquete de láminas

Aflojamos la tuerca y guardamos en orden todo el paquete de arandelas.

Sacamos la arandela de goma, una arandela y debajo queda el retén de aceite. Lo retiramos, encontraremos otra arandela y ya queda visible el casquillo antifricción.

Sustituimos el casquillo, va a presión y hay que empujarlo con fuerza. Golpeándolo con un redondo del diámetro justo sale bien sin necesidad de prensa, yo lo sustituí por uno nuevo de referencia PAP 1412-P10  (lo venden por unos 2 € en tiendas repuestos de material hidráulico, es una pieza estandarizada que comparten bastantes máquinas).  El retén del aceite también lo cambié, yo no conseguí saber dónde lo venden y en una tienda de retenes me lo fabricaron por 11 euros, en color rojo en vez de negro, pero eso es lo de menos.

Cambiamos la junta torica y volvemos a montarlo todo en el vástago listo para volver a montarlo.

Ahora vamos con el depósito del gas. Le quitamos la válvula de regulación del hidráulico, va simplemente roscada. Presionamos el extremo hacia el interior del depósito hasta ver el circlip. Una vez retirado tiramos y saldrá la vejiga, al contrario que otros amortiguadores va llena de aceite y el gas presiona su exterior.

Presionamos la tapa del depósito, la que taladramos para liberar el gas, y veremos otro circlip. Lo sacamos y retiramos la tapa.

En la tapa del depósito hay que soldar una válvula para después poder rellenarlo de gas. Para ello agrandamos el agujero con una broca ajustada al diámetro de la válvula. La tapa es de acero y la válvula de latón, la soldamos con soldadura fuerte con varilla de aleación con plata.

Yo no tenía más que un soplete normal de butano y lo que hice es usar una varilla con bastante 55%  y construir un mini horno con ladrillos refractarios. Con ello conseguí calentar las piezas hasta el tono rojo cereza y que fluyese la soldadura.

Sustituimos la junta tórica de la tapa y volvemos a montar el depósito, la válvula la dejaremos todavía sin el obús.

Lo siguiente es cortar la cabeza del amortiguador y volverla a soldar girada unos 30 grados para que no nos choque con el chasis.

Colocamos el amortiguador en la mordaza de forma que el depósito del gas quede en la parte más baja y el aire tienda a subir.

Rellenamos con aceite SAE 2.5 para suspensiones hasta la mitad del cuerpo del amortiguador, montamos el obus  en la válvula y con una bomba para amortiguadores de bicicleta de montaña (llega hasta los 20 bares) metemos un poco de presión, con 2 bares vale. Veremos que el nivel del aceite sube y se liberan burbujas de aire al ocupar el aceite el interior de la vejiga y desplazarlo.

A continuación metemos el eje con su embolo y bombeamos hacia arriba y abajo sin que se salga del aceite hasta que dejen de salir burbujas de aire. Rellenamos el amortiguador hasta que rebose y lo cerramos presionando hasta colocar el circlip. Es el paso más laborioso y se facilita enormemente si nos fabricamos un trozo de tubo abierto en un lateral que nos permita presionar para poder colocar el circlip en su posición.

Colocamos la tapa a presión y con la bomba de amortiguador de bicicleta metemos una presión de 16 bares, veremos como el vástago va elevándose. Si lo presionamos ofrecerá resistencia y, al liberarlo, vuelve extendiéndose uniformemente. Hacemos la prueba de presionarlo con 27 kg y comprobamos que cede aproximadamente un centímetro, se nota una diferencia enorme de resistencia respecto a cuando tiene poco o nada de gas.

Comprobamos la estanqueidad del conjunto metiéndolo en un barreño con agua, si no hay burbujas ni aceite estará perfecto.

Con un compresor volvemos a montar el muelle ajustando la precarga, yo la dejé como lo llevan de origen las Africas (24,3 cm de longitud del muelle comprimido) pero para mi gusto mejor darle algo menos de precarga.

Vaciamos el gas del depósito y aflojamos ligeramente las tuercas de fijación del latiguillo al amortiguador y al depósito. Aflojar lo justo para poder girar el latiguillo con dificultad, si nos pasamos fugará aceite.

Montamos el amortiguador y colocamos el depósito de gas donde mejor nos parezca girando con mucho cuidado los latiguillos o perderán aceite. Una vez posicionado el depósito apretamos las tuercas de fijación del latiguillo al depósito y al amortiguador y rellenamos con aire a 16 bares. Lo suyo sería hacerlo con nitrógeno.

Gracias a Ant-Atom por la molestia de compartir, innovar y todo el día sacar lo mejor que se puede dar… suyo es este reportaje y trabajo que simplemente añado para enriquecer…

 

Deja un comentario